Estás aquí: Inicio / Historias reales / The Game: El Arte Venusiano y demás deshumanizaciones

The Game: El Arte Venusiano y demás deshumanizaciones

 

The Game Método Portada Neil
Portada de la
edición española

The Game (El Método en castellano) es un libro escrito por el periodista Neil Strauss, también conocido como Style. Dónde narra cómo comenzó a hacer un reportaje para la revista Rolling Stones acerca de la/s comunidad/es de seducción. Neil pasa por todas las etapas necesarias para convertirse en un AVEN (Artista Venusiano) que van desde cambiar de imagen, cambiar de nombre, forma de vestir, actuar y demás. Todo por conseguir llevarse a una mujer a la cama.

El problema del autor es el mismo que el de todos los que se dejan embaucar por este “Código DaVinci” de la psicología y el conductismo. Cuando éste libro cayó en mis manos no me encontraba en mi momento más álgido de autoestima. Es posible que ésta sea la clave de su éxito.

Nuestro grupo de amigos nunca había destacado por su capacidad para atraer chicas. Por eso cuando uno del grupo incorporó “el libro” a la “estrategia” vino como caído del cielo. No sólo eso, sino que vino con una especial recomendación, ya que contaba la leyenda que “Fulano”, que no se había comido un colín en su vida, había conseguido el “éxito” con una gran cantidad de mujeres.

Empezamos a ingerir toda esta clase de libros: “El Método” de Style, “El Secreto” de Mystery, “Sex Code” de Mario Luna, etc. Todo para ver como nuestro grupo se iba transformando cada vez más en más en un aburrido entorno donde sólo se hablaba de lo que hacer y cómo hacerlo. Se hablaba de ligar, de acostarse con chicas y de las mejores frases para conseguirlo. Nos intercambiabamos frases de ligoteo como los mecánicos se intercambian tornillos de cabeza plana. El ligar (con mayor o menos éxito) se había convertido en algo programado, aburrido y sin lugar a la equivocación. Éste proceso deshumanizaba a las chicas a las que entrábamos y a nosotros mismos. Nuestra propia personalidad se había visto mermada para dar paso a una infinidad de conceptos: set, apertura, identificador de valor, etc.

Íbamos de tipos duros como si estuviéramos en una peli.

No lo pude soportar. Decidí abandonar todas las “estrategias”. Salir a hablar con la gente ya no era divertido, puesto que inconscientemente debías responder de una manera determinada.

– ¿¡Pero también podías no hacerlo, no!?

Cómo si una peli de Al Pacino o de Clint Eastwood se tratara, nuestra falta de autoestima había hecho de adoptáramos nuestro personaje y lo interiorizáramos. Estábamos perdidos.

Lo que yo vi como un problema no tardó en hacerse patente en el resto del grupo. Estas técnicas no sólo devaluaban a las chicas, sino que nos frustraban. Irónicamente nos frustraban igual que al autor de ‘El Método’, ya que a la hora de la verdad la calidad de las relaciones que conseguíamos eran pobres. Pobres y vacías como nuestras técnicas. Puesto que lo en realidad buscábamos no era un polvo de una noche para contarlo con los amigotes.

Lo que buscábamos era algo más. Y eso no te lo pueden contar en un libro.

Escena del capítulo “Love Letters” de “Steven Universe”. Creado por Rebecca Sugar.

 

Cada cierto tiempo vuelve a aparecer un libro de estos y me gusta echar una ojeada para ver si cambian algo. Pero lo más aprovechable de estos libros lo puedes encontrar en cualquier libro de “Cómo mejorar tus relaciones personales”.

The following two tabs change content below.

Pabrick

Últimas entradas de Pabrick (ver todo)

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies