Estás aquí: Inicio / Reflexiones / El misterio de la adolescente que engordó

El misterio de la adolescente que engordó

No sé si os suena una serie muy mala muy mala muy mala de las que te dan un poco de vergüenza decir que sigues sobre cuatro adolescentes que tienen una amiga pero de repente ya no la tienen porque está muerta y hasta aquí puedo leer (la serie es Pretty Little Liars y otra persona os hablará más y mejor de ella). Pues resulta que la amiga muerta al principio era una chica delgadita y tal y al final ya no. Después de pasarse años metiéndose con otra porque estaba gorda y con todos los demás por lo que fuera, y va y deja ella de estar mega buena. Ya te vale, Ali, ya te vale.

Curiosamente, a la gente no le parece fascinante que una chica muerta dure 6 temporadas en pantalla, sino que la chavala ya no esté delgada y, con todo su derecho (¿¿??), la han empezado a putear, así como quien no quiere la cosa, y a pedirle explicaciones.

Pasó de estar así de mona…

… a estar así de mona vestida de madre.

Y VA LA TONTA Y SE LAS DA. Que ha estado experimentando un desequilibrio hormonal muy agresivo. A ver, niña, muy agresivo es invadir Polonia, y ese desequilibrio hormonal se llama adolescencia.

Casi na.

A ver, cuñaos del mundo que tenéis que opinar sobre todo: sólo hay una razón para engordar/adelgazar: comer más/menos de lo que gastas. Que sí, que tu tiroides está fatal y gastas menos. Que sí, que comes muy poquito y muy light. Que sí, que tu cuerpo se acostumbra y para el final de la dieta ya no adelgazas tanto. Ya. Pero la fórmula sigue siendo la misma. Que el metabolismo sea un cabrón es otro tema.

Entonces, si la respuesta está clara… ¿Por qué pregunta la gente? ¿Están preguntando por qué Sasha no sé qué (aquí su nombre real y su wiki y todo) ha comido más de lo que ha gastado? ¿Están preguntando si come porque la ha dejado el novio/está embarazada/se aburre/tiene depresión/tiene que deshacerse de un cadáver y se lo va zampando poco a poco/simplemente le gusta comer y no tiene que daros explicaciones? A mí de verdad que me resulta mucho más impactante que esta chica haya muerto como 4 veces, un par de ellas por un malentendido, y que tenga esa buena cara.

Pero, en realidad, aunque esto parezca gordofobia no lo es. A mí la gordofobia, como todas las fobias excepto la fobia a las cucarachas, me molesta mucho.  Pero aunque lo parezca no es eso. Es simplemente prepotencia. Yo, Jane Doe, residente en el sótano de mis padres en algún lugar del Medio Oeste Americano sé que tú tienes que conocer mi opinión sobre cualquier aspecto físico, intelectual o emocional que muestres al público. Porque mi opinión es muy importante.

Ays, qué daño ha hecho Internet…

Que no, que tu opinión no le importa a nadie. Que sí, que obviamente tienes una opinión. Es normal enterarnos de cualquier tipo de cosa y tener una opinión. De hecho, es preferible a no tenerla, normalmente indica por lo menos capacidad para pensar. Pero una cosa es opinar, que hacemos todos de manera inevitable, y otra es ir a quien sea, tirarle del brazo hasta que te preste atención y soltarle tu opinión. Eso se llama juzgar (diferencia importante) y denota (por si no ha quedado claro) prepotencia. ¿A ti quién te ha dicho que yo tenga que saber tu opinión? ¿Que me importe? ¿Que tengas derecho a imponérmela diciéndomela? (Diferente, por supuesto, a que yo te la pida o se esté en un lugar propicio al tema). A ver, para que nos entendamos, es como si voy por la calle y le digo a todo el que me parezca feo que es feo. Tengo derecho a decirlo. También puede ser que hiera los sentimientos de alguien y/o me partan la cara. En mi humilde opinión, de manera merecida.

La libertad de expresión, para mí, es de esas cosas que hay que aprender a usar. Es decir, que está muy bien, siempre y cuando a la vez se aprendan cosas como el respeto, la igualdad, la humildad y que para decir tonterías no digas na. De verdad que espero que algún día aprendamos la diferencia entre libertad de expresión y exigir a los demás que nos expliquen sus vidas para que decidamos si merecen vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR